UN REGALO DE AMOR PARA LA NAVIDAD

Era una noche fría de invierno en Dublín, comenzaba a nevar, las calles lucían adornadas con luces de colores y por las ventanas se podían ver las decoraciones propias de la fiesta de navidad, yo me encontraba en mi apartamento, un apartamento en una zona exclusiva de aquella por demás hermosa ciudad, siempre me han encantado estas fiestas, están llenas de magia, de fe, de esperanza, me encanta acostarme y a lo lejos ver las luces de colores que adornan la ciudad mientras el sueño me vence, mi apartamento cada invierno suele convertirse en una autentica villa navideña, por doquier hay un adorno que me hace sentir que todo lo que desee con tan solo cerrar mis ojos y pedirlo con todo mi corazón se hará realidad.

Y eme aquí, en esta noche fría de Nochebuena arreglándome para la cena de navidad en casa de la familia.
La familia, odiaba la cena de navidad en casa de mis padres y no porque no quisiera estar con ellos, realmente los amaba, a ellos y a mis hermanos, pero odiaba a mi demás familiares que siempre esa noche desde cinco años atrás habían adoptado la costumbre de llevar a un invitado a la cena para presentármelo y haber si así encontraba a alguien con quien pudiera tener una relación y porque no, con quien llegar a casarme ya que con 28 años encima era la única integrante de aquella familia que aun no se había casado y por consiguiente la única que no tenía su propia familia.
-¡Listo! quede perfecta……salí de mi habitación y camine hacia la sala, eh hice la misma rutina que hacía desde años atrás antes de salir a la cena , me pare frente al enorme árbol de Navidad, lo mire fijamente, cerré los ojos y….
-Por favor que esta noche sea mágica……abrí los ojos, tome mi abrigo y salí del apartamento……

Me dirigí a la que hasta hace ocho años atrás fue mi casa, en el camino pensaba quien sería el candidato elegido para mí esa noche, pensaba en voz alta….
-Solo espero que esta vez no tengan tan mal gusto, aun recuerdo a Robert, ese hombre de 45 años que era realmente raro, porque la urgencia de encontrarme un marido…..no lo entiendo….
Pronto llegue a casa, abrí la puerta pues aun conservaba las llaves de ella, entre y el barullo de la gente no se hizo esperar, como de costumbre era yo la única que faltaba, entre a la enorme sala, mientras todos decían en coro…
-¡Llegaste!…. dijeron todos a coro sumamente emocionados…
-Buenas noches, ¡Feliz Navidad a todos!
-Feliz Navidad a ti también…dijo tía July

Observé a mi alrededor para encontrar al susodicho que me acompañaría esa noche y mis ojos se clavaron en la mesa del comedor, donde se encontraba un hombre joven, bien vestido, que tomaba algunos bocadillos, el se encontraba de espaldas a mi… y mientras lo observaba pensaba…
-Al menos es joven… solo espero que sea inteligente… y si es apuesto esa ya será ganancia….
Grace.- Vivianne ya que llegaste tarde te presentare a un muy buen amigo al que invite a nuestra cena… ven conmigo… esta en el comedor….con permiso familia, se las robo un rato… dijo mientras le sonreía a mis padres y todos me miraban esperando ver mi reacción… te encantara es un chico encantador…
-Si tu lo dices… dije sin tanta emoción…

Entramos en el comedor…..
Grace.- Christian te presento a Vivianne… mi prima
Aquel hombre elegantemente vestido volteo a verme y al verlo me quede sin poder emitir palabra alguna, era un hombre perfecto, de hermosos ojos grises, de mirada tierna y sonrisa encantadora, quede impactada al verlo, fue como si el tiempo se hubiese detenido en ese instante, como si de pronto sus ojos se hubieran convertido en un profundo océano que me invitaba a observarlo fijamente.
Grace.-Vivianne ¿estás bien?…… dijo volviéndome a la realidad…
-Perdón, no sé que me paso, mucho gusto, Vivianne Adams…
Christian.-mucho gusto Christian O´Donell… dijo estrechándome la mano mientras me sonreía…
Grace.- bueno creo que me llaman en la sala, los dejo un momento enseguida vuelvo…
-Que buena excusa para dejarnos solos ¿verdad?… dije sonriendo…
Christian.-si, no pudo ocultar lo obvio, y bien, ¿a que te dedicas?…
-Soy dibujante, un trabajo poco acreditado para una mujer, pero me gusta lo que hago, trabajo en una editorial, en el área gráfica y soy la encargada de hacer los dibujos de los libros infantiles…..
Christian.-muy interesante…..
-¿Y tú?…..
Christian.-soy escritor, así que creo que ya tenemos algo en común…..
-¿En serio?….esa sí que es una gran noticia….y qué tipo de libros escribes…… dije emocionada…
Christian.- novelas, mi pasión son las novelas, pero no te preocupes, cuando decida incluir algún gráfico en las novelas pensare en ti…dijo sonriendo…
-¡Me encantaría! y sería mucho pedir si en alguna ocasión me podrías enseñar alguna de tus novelas, la verdad es que me fascina leer, así que te agradecería mucho……
Christian.- de acuerdo……

Todos entraron en el comedor y Christian y yo ya no pudimos seguir platicando, nos sentamos todos a cenar, mientras yo pensaba que esta vez el chico que había sido elegido por mi familia para ser mi compañía de la noche era perfecto, pues además de ser apuesto lo mejor era que tenia 5 dedos mas de frente, lo cual sin duda lo volvía mucho más interesante para mí, la noche paso muy rápido, mas rápido de lo que yo hubiese querido, después de la cena todos nos sentamos en la sala, cerca del hermoso árbol de navidad que mamá había decorado de una manera sorprendente, abrimos los regalos y después de eso comimos pastel de frutas secas mientras algunos otros bailaban, pero el encanto tenía que terminar, poco a poco empezaron a despedirse mis tíos, primos y demás familiares que se iban retirando, me despedí de mis padres, pues aunque podía quedarme en casa ya que mi habitación estaba intacta como si siguiera esperando que la volviese a ocupar, me agradaba volver a mi apartamento, a mi espacio, Christian se ofreció a acompañarme lo cual no me desagrado así que él y yo salimos de mi casa para dirigirnos a mi apartamento…..pronto llegamos…..
-Pues muchas gracias por traerme hasta aquí….. mmm… ¿te gustaría pasar y tomar algo?….
Christian.-ok, está bien… dijo esbozando una sonrisa…
Nos bajamos del auto y mientras abría la puerta……
Christian.- te gusta la Navidad ¿cierto?….
-¿Lo dices por los adornos?….
Christian.- si, se nota que te tomas mucho tiempo para esto… dijo observando las ventanas y el pequeño jardín de la entrada…
-Espera a que entres, no has visto nada……
Entramos al apartamento… encendí las luces y…..
Christian.- ¡wow!, me siento como en un cuento navideño… dijo riendo…
-Sí, literalmente mi apartamento se convierte en una villa navideña en estas fiestas, amo la navidad, decorar el árbol, poner el nacimiento, en fin….
Christian.- creo que no conocía a nadie que le gustara tanto esta época…
-Y eso es malo… o bueno…. dije sonriendo…
Christian.- no, está bien, y ¿puedo saber porque te gusta tanto?…. dijo con cierta curiosidad…

Nos sentamos en la sala cerca del árbol de navidad…..
-Desde niña me gustaba ver como mi madre decoraba la casa y mi padre le ayudaba poniendo las luces de colores, caminar en las calles iluminadas y ver que las casas estaban decoradas me hacía sentir feliz, llena de amor, después cuando me vine a vivir acá decoraba todo no sé, tal vez para sentir el calor del hogar, y agarre una extraña costumbre… me levante del sofá y me pare junto al árbol de navidad…
Christian me observaba detenidamente con un brillo especial en su mirada
-Antes de salir a la cena de Navidad en casa de mis padres me paro frente a este árbol, cierro los ojos y cada año en esta fecha pido el mismo deseo…..
Christian.- y ¿puedo saber cuál es?…. dijo con mucha curiosidad…
-Pido que la noche de navidad se mágica… siempre eh creído que esta noche tiene algo de magia… aunque por más que lo deseo… aun mi deseo no se cumple… supongo que aún no ha habido magia… dije con cierta melancolía mientras una lagrima rodó por mi mejilla….
Christian se levanto del sofá…. tiernamente con su mano limpio mi lagrima y me beso con mucha ternura como nunca antes lo habían hecho…..
Christian.- sabes, eres maravillosa…
Me sonroje…
Christian.- y esta noche especialmente te ves hermosa… apenas te conozco… pero no necesito saber más de ti… me volvió a besar… me fascinas…

Esa noche mi deseo se volvió realidad… hubo magia entre Christian y yo y no solo eso…. hubo mucho amor…
La mañana de Navidad… en mi recamara….
Christian.- que hermoso es despertar a tu lado y tenerte en mis brazos……
-Más hermoso lo es para mí, hiciste mi sueño realidad, gracias… lo bese…..
Christian.- tus deseos se hicieron realidad porque tuviste fe, y la magia de la Navidad me trajo a ti, tu recibiste tu milagro, y yo….
-¿Y tú?… lo mire fijamente a los ojos….
Christian.- yo creo que me enamore de ti… una lágrima rodo por su mejilla…
Para mí fue inevitable no llorar, Christian y yo nos abrazamos muy fuerte y nos quedamos por largo tiempo sin decir más… solo acariciándonos… sintiéndonos….

Un año después de ese mágico día Christian y yo nos casamos, justo el día de Navidad, para recordar aquella hermosa noche en que nos conocimos….
Mi milagro de Navidad fue Christian, me cambio la vida, me lleno de esperanza, de fe, pero sobre todo de amor, amor que fue correspondido desde el primer instante en que mi mirada se cruzo con su hermosa mirada, ahora vuelve a llegar el invierno, y como todo lo maravilloso que me ha ocurrido desde aquella mágica noche espero que antes de navidad tendremos en brazos al pequeño Christian, otro regalo de amor para seguir creyendo que la navidad siempre nos traerá alguna sorpresa… es solo cuestión de creer…

Escrito por: Liliana Hernández Zurita

Imagen

EN BUSCA DE UN CORAZÓN

Imagen

 

Una vez, un niñito que parecía venir de muy lejos atravesaba el campo presurosamente, en dirección a un pueblo. Miraba a derecha e izquierda sin interrumpir su marcha, como si buscara alguna persona.
Caía la noche, hacía mucho frío y el viento nocturno soplaba rudamente sobre la cabecita risada y las tiernas espaldas de la criatura, que solía suspirar, pero no detenía su paso ni dejaba de mirar al camino.

Los animales le hablaban asomándose a la entrada de sus oscuras viviendas.
-¿A dónde vas, Amito nuestro? le preguntaban los zorros.
-¿Qué vas buscando, niñito bueno? le preguntaban los sapitos.
y el niño respondía:
-No sé donde encontraré lo que busco… No podría explicarles que es… y proseguía su camino.

Andando andando, llegó al pueblo. Avanzo por la calle principal caminando despacio, y al pasar frente a una gran puerta se detuvo, escuchó un momento la música sonora y solemne que venía del interior, y entró. Estaba en el templo.

Con ojos muy abiertos contempló la extensa nave iluminada con cirios, la gente arrodillada en el piso de mármol y el altar donde, ante la figura de un Hombre Crucificado, oficiaban sacerdotes revestidos de casullas bordadas de oro. 

En el aire flotaban ondas de perfume, nubes de incienso, acordes sonoros de la música del órgano y rumor de quedas oraciones. El Niño miró una vez más la figura del Crucificado, que expresaba dolor sobrehumano en su rostro y en todo su cuerpo, y dijo:
-Recuerdo muy bien todo eso, pero no es lo que busco… y siguió su camino.

Pocos pasos más allá del Templo había un edificio alto, muy grande y muy sombrío. Por su puerta entreabierta se escapaban acordes de armonía y canto de mujeres, fino y melodioso. El Niño empujó la puerta y entró. Vio en el fondo de una capilla un altar y en él la figura de una Mujer, que sostenía entre las manos su propio corazón, atravesado por siete espadas. 
Al pie del altar las religiosas arrodilladas, cubiertas con sus velos negros, gemían dulce y dolientemente:
-¡Reina de los Cielos! Ruega por nosotros…

Largo rato miró el Niño aquella figura atormentada de dolor, Luego suspiró alejándose:
-También esto lo he visto y lo conozco bien pero no es que busco…
y siguió su camino.

Recorrió toda la calle, salió del pueblo y volvió a encontrarse en el campo, solitario, callado, muy oscuro. Los pájaros despertaban al leve ruido de sus pasos y asomaban la cabeza al borde de los nidos, preguntándole:
-¡Amo nuestro! ¿Adónde vas? ¡Buscabas algo? y Él respondía:
-Salí hoy a buscar algo muy precioso, pero no sé decir que es, ni donde está…

Había avanzado la noche y el Niñito estaba rendido de andar y tenía mucho frío, pero seguía anda y anda por aquel camino oscuro. De repente oyó música y al rodear un recodo vio luz. La música era el canto de una sola voz, y ella y la luz procedían de una humilde casita situada a la orilla del camino. El Niñito empujó suavemente la puerta y miró.

Sentada en un banco, junto a la lumbre, una mujer tenía en brazos y arrullaba a un bebé; otro, mayorcito, dormía ya en una camita cerca de ella, y el niño más grande sentado a sus pies, la miraba y sonreía oyéndola cantar. Y sucedió que la mujer volvió la vista hacia la puerta y vio al forasterito, quien de pie en el umbral, no se atrevía a dar un paso ni a decir palabra. Entonces la mujer le sonrió y dijo con bondad:
-¡Niñito! ¿Qué haces ahí? Entra. Ven a calentar al fuego tus piecitos azules de frío, y yo calentaré en las mías tus manitas heladas… Pasa, ven, y cenarás con nosotros un buen vaso de leche caliente. Luego dormirás con mis hijitos…
-¡Ah! (exclamó el Niñito); ¡me ofreces lo que Yo buscaba! Un corazón amoroso donde reposar mi Cabeza… y entró a descansar en aquella mansión de amor y de paz dejando en los corazones de buena voluntad esa paz prometida de Dios, por voces Angélicas, el día de su Nacimiento.

Yo estaré ahí… Capítulo Veintiuno

Y EN EL CAPÍTULO ANTERIOR….

Ciara.- que será lo que esta pasando… dijo un tanto nerviosa… Shane ya tiene mucho tiempo con Rachel y el no debe esforzarse tanto… me preocupa que le suceda algo…
Mark.- ¿quieres que vaya a ver?…
Ciara.- si, me quedaría más tranquila…
Mark fue a la habitación de Rachel y encontró a Shane dormido, así que volvió por los chicos para que lo ayudaran a regresarlo a su habitación…
Mark.- no me lo van a creer pero Shane esta muy dormido… necesitaré su ayuda…
Nicky.- vamos…
Todos fueron a recoger a Shane y al entrar a la habitación…
Nicky.- ¿qué haces Brian?…
Brian.- capturo el momento… dijo mientras les tomaba una foto a Rachel y a Shane… cuando ella despierte seguro que esta imagen le encantará…
Los chicos llevaron a Shane de vuelta a su habitación sin que nadie lo notara, al otro día…
Nicky.- ¡hey!… como amaneciste parrandero… dijo sonriendo…
Shane.- más bien será como llegué aquí…
Mark.- nosotros te trajimos, tus padres no han de tardar en regresar así que nosotros… dijo señalando a Brian y a Kian… debemos irnos…
Brian.- sí, pero antes dinos… ¿crees que tu esfuerzo valió la pena?…
Shane.- ahora que lo dices Brian… algo sucedió… de pronto cuando le contaba sobre uno de los vídeos, ella derramo unas lagrimas…
De pronto el médico entró…
– como amaneció el paciente más visitado de este hospital…
Kian.- nosotros nos vamos, con permiso… dijo y después el Brian y Mark salieron de ahí…
– y bien… veamos… dijo mientras comenzaba a examinarlo… es impresionante lo rápido que te estas recuperando…
Shane.- ¿crees que Rachel se recupere pronto?…
– sabes que no te puedo responder eso…
Shane.- ¿puedo verla de nuevo?…
– solo cinco minutos… debes descansar…
Shane.- esta bien…
El médico llevo nuevamente a Shane con Rachel, cuando estuvo con ella Shane comenzó a hablarle tratando de que ella hiciera algún movimiento y el médico lo notara…
Shane.- mi vida… aquí estoy de nuevo contigo, por favor ven conmigo…
Unas lagrimas rodaron nuevamente por la mejillas de Rachel lo que dejó muy sorprendido al médico…

===========================================

CAPÍTULO VEINTIUNO… YO ESTARÉ AHÍ

El médico comienza a examinarla inmediatamente, después de hacerlo la observa mientras se frota la sien…
Shane.- ¿sucede algo?… pregunta con cierta preocupación…
– no veo ninguna reacción en ella y sin embargo cuando le has hablado ha llorado…
Shane.- bonita, mi bonita… dijo tomando la mano de Rachel entre las suyas… yo se que me escuchas… toma mi mano, ven conmigo… dile a Paul que yo te necesito, que nuestro bebé te necesita, que aún no es tiempo de que estés con el… 
Shane la miraba esperando alguna respuesta, después de varios minutos sin que Rachel reaccionara…
– no lo hará, no despertará, al menos no hoy… dijo dándole una palmada a Shane en la espalda para después revisar el monitor del bebé…
Aquellas palabras lograron que Shane perdiera las esperanzas por completo, el agacho su cabeza mientras sostenía la mano de Rachel entre las suyas hasta que de pronto unos pequeños movimientos en las manos de ella hicieron que el se sobresaltara…
Shane.- ¡está despertando!… ¡está despertando!… grito emocionado con lagrimas en los ojos…
El médico volteo rápidamente hacia donde estaba Rachel y pudo observar como ella comenzaba a mover sus manos…
Shane.- Rachel, mi amor, dime que estás volviendo a casa…

En ese momento Rachel comenzó a abrir los ojos… luego de algunos minutos en que Shane y el médico permanecieran junto a ella pues parecía abrir los ojos solo para volver a entrar en un sueño profundo, finalmente ella despertó, para cuando lo hizo totalmente su madre ya se encontraba en la habitación y el médico había comenzado a revisarla; Rachel solo miraba a su alrededor sin entender lo que sucedía, su mirada se detuvo por largo tiempo al encontrarse con aquella pintura que Kian y Nicky habían pintado para ellos… poco a poco comenzaban a ser desconectados los aparatos que habían estado oxigenando el cuerpo de Rachel, cuando por fin quedó libre de aquellos molestos aparatos, ella intento hablar mientras miraba a su madre, pero entonces algo con lo que ni el médico, ni Shane, ni mucho menos Ciara contaban sucedió, Rachel no podía hablar, podía mover su cuerpo lenta y torpemente pero cuando intentaba hablar el sonido simplemente no salía, el médico no quiso forzarla entendía que era consecuencia de algún daño cerebral, Ciara se acerco y la abrazo mientras le decía todo lo que la amaba, después Shane se levanto de la silla de ruedas en la que estaba y camino lentamente hacia ella, pero cuando intento darle un beso en los labios Rachel lo rechazó… los ojos de Shane se llenaron de lagrimas, no entendía porque ella lo rechazaba y eso le dolía, el médico le apretó el hombro a Shane en señal de que no insistiera y después les pidió a el y a Ciara que salieran de la habitación…

Ciara.- ¿quieres que te lleve a tu habitación?…
Shane.- porque crees que no quiso que me acercara a ella…
Ciara.- no lo sé, no entiendo, pero, ¿sabes?… ella te ama, desde niños siempre te ha amado, creo que tenemos que tener paciencia…
El médico salió…
Ciara.- ¿cómo está?…
– bien, salvo por el problema del habla, tendremos que hacer varios estudios para saber realmente el daño que ocasiono en su cerebro el haber estado en coma…
Shane.- me gustaría estar con ella…
– por hoy la visita ha terminado para ti Shane, debes descansar, además a Rachel le angustia verte y no poder hablarte, si intentas volver ahí solo la inquietaras y es lo que menos necesitamos ahorita…
Ciara.- ¿yo puedo entrar?… dijo algo temerosa…
– claro, aunque es mejor que no le hagas preguntas ni nada, si quieres hablarle solo trata de decirle cosas que le den confianza, que no la angustien…
Ciara volvió con Rachel mientras Shane fue llevado de vuelta por el médico a su habitación…
– escucha, arriba ese ánimo, ¿hubieras preferido que nunca hubiera despertado?…
Shane.- no, pero… 
– si en verdad la amas serás paciente, yo quiero pensar que esto es pasajero, mira a Ciara, la fortaleza que ella tiene todos los días y la fe que ha mantenido hasta ahora y a ella es a quien más le ha dolido todo esto…

Shane no dijo nada, se sentía triste pero también muy confundido, sus padres hablaban con el tratando de animarlo, el resto del día el pareció sumirse en sus pensamientos, mientras que Rachel después de haber sido examinada minuciosamente fue visitada por Jessica, Paola y Paulette que recién había vuelto de Australia pero los demás prefirieron no entrar para no inquietarla…
Paulette.- aún cuando has pasado muchos días en estado de coma luces muy linda… dijo regalándole a Rachel una sonrisa…
Rachel intento apretar su mano…
Paulette.- tranquila, no te esfuerces… dijo tomando su mano para después acariciársela…
Jessica.- se que esto no es de mi incumbencia pero… porque no quieres ver a Shane…
Rachel miro a Jessica con cierta melancolía en su mirada y después unas lagrimas rodaron por sus mejillas…
Paola.- ¿es por miedo?… dijo mientras comenzaba a cepillarle su cabello…. ¿crees que el dejará de quererte solo porque en este momento no hablas?… 
un silencio se hizo en aquella habitación…
Paola.- interpretaremos tu silencio como una afirmación… dijo con una ligera sonrisa…
Rachel la miro y luego le regalo una pequeña sonrisa…
Paulette.- sabes que creo Rachel, que ustedes ya han pasado por momentos muy difíciles como para que los dos… bueno… en este caso tu, quieras que estén separados…
Jessica.- Paulette tiene razón Rachel, creo que rechazar a Shane en este momento cuando más lo necesitas y cuando el más te necesita es un error, los dos se aman y creo que estando juntos podrán superar más rápido todo esto, el ha hecho hasta lo imposible para que tu despiertes, debiste haber visto su cara después de que escucho latir el corazón del bebe que esperan, eso le dio más esperanzas para seguir luchando, no entiendo porque ahora tu lo quieres hacer a un lado…
Paulette.- creo que no debemos seguir insistiendo chicas, tal vez podríamos alterarla…
Paola.- Rachel, crees que si te doy un lápiz y un papel podrías escribirnos lo que piensas…
Rachel solo asintió…
Paola le paso rápidamente un pequeño block de notas y un lapicero que llevaba en su bolso, y muy despacio fue ayudando a Rachel a escribir lo que en aquellos momentos estaba sintiendo…
– tengo miedo de nunca poder volver a hablar… escribió con mucha dificultad mientras las lagrimas corrían por sus ojos…
Paulette.- ¿sabes?… todos estamos seguros que poco a poco y con mucha paciencia volverás a hablar, el médico aún no ha dado un diagnostico y el también esta seguro de que esto solo es pasajero…
Jessica.- ¿por eso no quieres estar con Shane?… ¿quieres hacerlo a un lado de tu vida?…
Paola volvió a ayudarle a escribir…
– no puedo condenarlo a vivir conmigo así como estoy…
Jessica.- ¿así como estas?… pero si te hemos dicho que esto solo será pasajero… vamos, tienes que poner de tu parte, no se vale que no tengas el ánimo de luchar por tu felicidad, por estar con el hombre que amas, piensa en tu madre que ha estado contigo todo el tiempo aún con su cansancio y sobretodo piensa en ese bebe que viene en camino…

En ese momento entra el médico a la habitación…
– ¡que bien!, ya con visitas, ese es un buen síntoma… te tengo una noticia muy buena Rachel… dijo mientras se acercaba a la cama donde ella se encontraba… eh analizado los estudios que te hicimos y todo parece estar en perfecto orden… 
Paulette.- entonces porque no puede hablar… dijo interrumpiendo…
– a eso iba señorita… dijo dirigiéndose a Paulette para después voltear a ver a Rachel… Rachel, desde que llegaron a este hospital hemos hecho un seguimiento tanto de tu caso como del de Shane, de verdad es un milagro que estés viva, tu esperanza de vida cuando te recogimos era totalmente nula, y más milagro es que con ese pronostico no hubieras perdido a tu bebe, te digo esto porque cuando revise tus estudios del día de hoy ellos mostraron que tu estado de coma no causo ningún daño cerebral, lo cual me hace pensar en que tu falta de habla es solo algo traumatico y por tanto a partir de mañana vendrá la mejor psiquiatra que tenemos en este hospital Michelle es experta en este tipo de casos así que te pido que confíes en ella…
Paola.- ¿cree que ese tratamiento sea muy largo?… pregunto con cierta preocupación…
– bueno, como le comentaba a Ciara eso dependerá de ti Rachel… dijo con cierta seriedad… creo que rechazar a tu esposo cuando el solo quiere cuidarte y darte su amor no es un buen comienzo, pero me gustaría pensar que todo fue porque aún estabas algo aturdida después de haber salido del coma…
Rachel lo observaba un poco confundida mientras que Jessica pregunto algo extrañada…
Jessica.- bueno, Rachel y Shane aún no están casados, se suponía que el fin de semana siguiente al día del accidente contraerían matrimonio pero… el médico la interrumpió…
– Shane dijo que era su esposa…
Paola.- creo que Rachel quiere decirnos algo… dijo mientras la observaba detenidamente… ¿quieres que te ayude a escribir nuevamente?…
Rachel solo asintió…

Luego de que le ayudara a escribir el doctor miro aquel papel que decía:
– tengo miedo de verlo
Jessica.- no se porque insiste en decir que tiene miedo… 
El médico guardo silencio, observo durante un tiempo a Rachel, guardó aquella nota y después salió de la habitación junto con Paola, Jessica y Paulette pues ella debía descansar, luego de salir de ahí el doctor se dirigió a la habitación de Shane un tanto inquieto por lo que Rachel había escrito…
– vaya Shane, tu si que eres el paciente más popular de este hospital… dijo mirando a todos…
Shane.- así parece… dijo sin mucho ánimo…
– bien, están en esta habitación todas las personas más cercanas a ti y a Rachel cierto… es decir o falta algún hermano, tío, primo, el papá de Rachel… cuestiono seriamente…
Ciara.- el padre de Rachel murió antes de que ella naciera… ¿qué pasa?… pregunto con cierta preocupación…
– Shane, ¿te ha comentado Ciara el tratamiento que empezará Rachel mañana?…
Shane.- si… dijo sin prestar atención…
– antes de que eso suceda me gustaría hacerles unas preguntas a todos ustedes ya que parecen estar involucrados en la vida cotidiana de ella, pero sobretodo a ti Shane, estando con ella y al preguntarle porque te rechazaba… ella eh… se hizo un silencio… ella escribió esto… dijo sacando aquella nota del bolsillo de su pantalón para después entregárselo a Shane…
El tomó aquella nota y al ver lo que decía…
Shane.- porque lo hace… dijo limpiandose algunas lágrimas…
– Shane, mi deber es preguntarte esto, ¿tu maltrataste físicamente a Rachel?…
Shane.- ¡pero que tontería!… grito enojado… jamás le tocaría un cabello siquiera… Ciara y mis padres y todos en esta habitación son testigos de eso…
– tranquilo, recuerda que no debes alterarte, solo era mi deber preguntar… dijo mirando a los padres de Shane… dime, que hacían la noche del accidente y también porque me mentiste diciendo que eras su esposo… volviendo la vista hacia Shane…
Shane.- Rachel y yo habíamos estado teniendo mucho trabajo en la galería y casi no habíamos podido disfrutar de un buen momento a solas, así que como habíamos terminado temprano nuestro trabajo y ya que el fin de semana siguiente ella y yo nos casaríamos decidí invitarla a cenar, todo estuvo bien, perfecto, tan perfecto como lo es cuando ella y yo estamos juntos… de pronto cuando veníamos de regreso alguien invadió nuestro carril yo quise virar pero ya no pude, cuando desperté vi a Rachel inconsciente la saque como pude del auto pero ella… para ese momento el lloraba inconsolablemente como un niño, su madre se acerco a el, tomo su mano y comenzó a acariciarlo… ella no reaccionaba, pensé que estaba muerta y yo quería morirme con ella…
– dime porque mentiste… porque dijiste que era tu esposa…
Shane.- porque cuando desperté y me separaron de ella nadie me decía nada y yo necesitaba saber exactamente como estaba, como seguía, pensé que si te decía eso tu dejarías que yo estuviera con ella… dijo mientras miraba a su médico…
– el mecanismo de defensa de Rachel lo que está haciendo es defenderse siento que ella no quiere volver a sufrir pero por lo poco que escucho de la relación entre ustedes es que todo es miel sobre hojuelas y entonces es cuando no entiendo…
Ciara.- no se, siento que la ausencia de su padre siempre la marco, siempre se sintió desprotegida por más que yo trataba de darle todo, de estar con ella, me daba cuenta de que le hacia falta la presencia de un padre, cuando conoció a Shane el suplió en muchos sentidos esa ausencia a pesar de que eran unos niños, la presencia de el, de James y de mi hermano eran muy importantes para ella, se sentía segura, cuando vino a Dublín y conoció a Brian a Nicky, Kian y Mark ella suplió esa necesidad de su padre con ellos…
– aparte de esto, que otra cosa importante ha sucedido en la vida de ella, algo que pudo haberle dolido más, como es su relación contigo Shane… dijo mirándolo… discuten seguido, te cela o tu la celas, que pasa cuando no están sus amigos o sus padres con ustedes…
Brian.- huy eso de los celos, Shane si que cela a Rachel… dijo sonriendo…
Shane.- Rachel no solo es la mujer que amo, ella es mi amiga, mi mejor amiga de hecho, cuando estamos con los amigos es igual que cuando estamos solos, disfrutamos de ir a comer fuera, de comprar películas para pasar toda la tarde viéndolas o de ir a exposiciones o a algún museo, ambos somos celosos pero nunca hemos llegado a discusiones grandes por eso generalmente cuando eso sucede Rachel huye si se trata de mi y si yo la celo a ella pues no sucede nada porque siempre termina sonriéndome y me olvido de todo…
– pues no entiendo, de verdad que no entiendo… pero espero que esta información sea de utilidad para Michelle…

En ese momento suena el teléfono de Mark…
Mark.- ¡ya!… ¡en este momento!… grito emocionado… ¡donde estas!… tranquila, ya te encuentro, todo va a estar bien… colgó… Shane, lo siento, en verdad quisiera poder hacer algo para ayudar pero debo irme Lidia esta aquí el bebe ya va a nacer y ella quiere que la acompañe… 
Shane.- anda ve, al menos que alguien sea feliz en este momento… 
Mark se acerco y le dio una palmada en el hombro…
Mark.- ánimo, sabes perfectamente que ella te ama, solo es cuestión de tiempo…
Shane.- tiempo… dijo irónicamente… estoy harto del señor tiempo…
Mark.- lo siento… volteo a ver a Jessica… ¿vienes conmigo?…
Nicky.- anda Jess, vamos con Mark…
Jessica.- gracias… dijo emocionada y abrazo a Nicky para después darle un pequeño beso… vamos… nos vemos más tarde chicos… dijo mirando a todos…
Brian.- hasta más tarde… asegúrense que el bebe no venga con todo y escoba… dijo riendo…
Mark.- ¡Brian!… grito molesto…
Brian.- esta bien… ya váyanse… volvió a reír…
Mark, Jessica y Nicky salieron de ahí mientras que Kian, Brian, Paulette y Paola ya había pasado demasiado tiempo en el hospital y decidieron retirarse para que Shane descansara…
– bien, creo que debes descansar, mañana vendrá Michelle para platicar un poco contigo y ya te explicara bien el tratamiento que tendrá Rachel… perdón, con tantas cosas olvide decirte, mañana por la tarde te doy de alta, podrás terminar de recuperarte en tu casa…
Shane.- ¡no!… tú no me puedes dar de alta, Rachel acaba de despertar…
– tu puedes venir a visitarla…
Shane.- ¿olvidas que no soporta mi presencia?…
– y que diferencia habría si tu siguieras aquí…
Shane.- que podría verla aunque sea cuando duerma…
– tu idea no es buena… te veo mañana… con permiso… dijo y salió de ahí…

En la habitación quedaban únicamente los padres de Shane y la madre de Rachel quien había estado ahí desde que las amigas de ella habían ido a visitarla y debido a que ella debía descansar y Ciara necesitaba relajarse un poco ella aun se encontraba ahí, cuando el médico salió todos quedaron en silencio, Shane sumido en sus pensamientos con demasiadas interrogantes en su cabeza respecto a lo que podría estar afectando a Rachel, Ciara solo observaba como Shane estaba físicamente ahí pero sus pensamientos muy probablemente se encontraban con su hija, Cony por su parte miraba a James algo extrañada pues este caminaba de lado a lado de la habitación hasta que de pronto…
James.- ¡estoy harto!… dijo con voz fuerte lo cual sobre salto a Shane y lo devolvió a su realidad…
Cony.- ¿que te pasa cariño?… le pregunto extrañada…
James se acerco a la cama de Shane…
James.- tu lo único que quieres en todo el mundo es estar al lado de Rachel, ¿cierto?… lo miro con cierto enojo…
Shane.- si… dijo sosteniéndole la mirada a su padre…
James.- ¡perfecto!… mañana cuando salgas de aquí te iras a la casa que tu y Rachel han formado y cuando Rachel sea dada de alta quiera o no tendrá que irse contigo porque así como no hace mucho ustedes dos fueron a vernos para decirnos que habían tomado la decisión de vivir juntos y de querer casarse así hoy te pido que tu y ella se comporten como los adultos que son y se dejen de niñerías, ustedes tomaron una decisión así que asuman las obligaciones que les corresponden… y ustedes dos… dijo mirando a Ciara y a Cony… dejen de consecuentar los arrebatos locos que estos dos tienen, permítanles a sus hijos madurar, dejen de sobre protegerlos tanto porque aparte que creen, cuando ellos están juntos nosotros somos quien menos importamos… dijo molesto y salió de ahí azotando la puerta…

Y en algún lugar del hospital…
Nicky.- lo veo y no lo creo… mírate, estas tan nervioso como si en verdad fueras el padre de ese bebe… dijo observando a Mark que caminaba nervioso de un lado a otro…
Jessica.- tranquilo… dijo dándole un abrazo… ella estará bien, hiciste un buen trabajo con ella…
Nicky.- de hecho yo diría que hiciste un milagro Lidia es… no es la sombra de la Lidia que un día conocimos…
Mark.- sin embargo eso no ayudo a que ella me ame… dijo con cierta nostalgia…
Jessica.- ella te ama Mark… dijo con una ligera sonrisa…
Mark.- si, ama al amigo que la cuida, que la acompaña pero no ama al hombre, no ama a quien en verdad la ama…
Nicky.- ¿la amas tanto como para cuidar de ella y de un bebe que no es tuyo?… pregunto con curiosidad…
Antes de que Mark pudiera siquiera pensar ante aquella pregunta que Nicky le hacia un médico salió y…
– ¡Felicidades!… dijo dirigiéndose a Mark mientras le sonreía… es usted el padre de una hermosa señorita… puede pasar a ver a su esposa…
Mark miró a Nicky y a Jessica sin saber que hacer ante las palabras del médico…
Jessica.- gracias doctor, Mark solo es un buen amigo, Lidia es madre soltera pero si nos encantaría pasar a verla…
– ustedes disculpen yo… en fin… vengan conmigo… dijo dándose la vuelta para dirigirlos hacia la habitación de Lidia…
Nicky.- cariño… dijo tomando del brazo a Jessica… es mejor que yo no entre, no me sentiría muy cómodo y yo creo que ella tampoco, ¿te parece si vuelvo por ti más tarde?…
Jessica.- esta bien, ¿regresas por mi en una hora?…
Nicky.- dos horas, ¿te parece?… quiero trabajar un poco en mis pinturas…
Jessica.- esta bien, en dos horas vienes, pero no te olvides de mi…
Nicky.- lo prometo… dijo para después acercarse y besar a Jessica con un beso muy apasionado, cosa que ella no se esperaba y la dejo sin habla… ¡felicitaciones a Lidia!… dijo mientras se alejaba…

En la habitación de Lidia, Mark ya había entrado, el médico los había dejado solos…
Mark.- ¡felicidades!… dijo sonriéndole para después darle un beso en la frente pero Lidia movió su cabeza un poco hacia atrás y sus labios rozaron los labios de Mark, el la miro unos segundos su respiración pareció agitarse y sin pensarlo mucho le hizo caso a su corazón y la besó…
En ese momento entro Jessica a la habitación…
Jessica.- lo siento, no quise… Mark la interrumpió…
Mark.- sabes que no interrumpes, de hecho Lidia preguntaba por ti… dijo alejándose un poco de la cama…
Jessica se acerco a Lidia, le dio un fuerte abrazo y…
Jessica.- toma… dijo dándole una pequeña caja… será su primer regalo, de parte de la tía Jessica y el tío Nicky… dijo sonriendo mientras le acariciaba el cabello… y donde esta la princesa…
Lidia.- en un rato ya la traen… Jess… dijo tomando la mano de Jessica… Mark… dijo extendiendo su otra mano para tomar la mano de Mark, el se acerco y la tomo fuerte… gracias, gracias por convertirse en mi familia, por ser mi único apoyo a pesar de todo, gracias por perdonar mis errores, por amarme como soy, y por ayudarme a ser la mejor persona que antes no pude ser, perdónenme si algún día estúpidamente los lastime… unas lagrimas rodaron por sus ojos, lagrimas que Mark limpio tiernamente con sus manos…
Mark.- olvídate de todo quieres…
En ese momento una enfermera entro con la bebe en brazos y se la entrego a Lidia…
Mark.- es hermosa… dijo mientras la observaba…
Lidia la estrecho en sus brazos y la lleno de besos…
Lidia.- diles hola Mark, hola tia Jess… dijo moviendo suavemente la manita de su bebe…
Jessica.- si, yo soy tu tía pero Mark muy probablemente será tu papi…
Lidia.- ¡Jessica!… que cosas dices… dijo apenada…
Jessica.- para nadie es un secreto que Mark te ama…
Mark.- pero también para nadie es un secreto que Lidia no me ama… dijo mirando fijamente a Lidia…
Lidia.- pues deberías averiguarlo antes de asegurarlo… dijo muy seria…
Mark.- llevo nueve meses tratando de averiguarlo así que no me digas que no lo eh intentado…
Jessica.- creo que este es el momento en el que yo arrullo a esta muñeca y ustedes discuten sus asuntos amorosos… dijo con cierta picardía…
Mark.- no Jess… dijo evitando que Jessica cargara a la bebe… aquí lo único que hay que discutir es esto… dijo y beso a Lidia sin que ella pudiera decir nada, y en ese beso arrebatado que luego se torno dulce pero no menos apasionado Mark le dijo a Lidia cuanto la amaba…
Lidia.- te amo… dijo derramando algunas lagrimas mientras acariciaba el rostro de Mark…
Jessica.- ojala Rachel y Shane estuvieran así en estos momentos…
Lidia.- si, es una pena que Rachel no despierte…
Mark.- Jess no se refería a eso, Rachel despertó esta mañana…
Jessica.- lo siento olvide decirte… dijo algo apenada…
Lidia.- ¿pero entonces?… ¿qué sucedió?…
Mark.- Rachel despertó pero no puede hablar y por si eso fuera poco no quiere ver a Shane…
Lidia.- y como saben que no lo quiere ver…
Jessica.- Shane estaba con ella cuando despertó, y por lo que el nos dijo cuando ella lo vio se puso mal, no quiso ni que la tocara siquiera…
Mark.- tanto así que el médico piensa que Shane la maltrataba…
Lidia.- pobre Shane, el la ama demasiado y daría hasta su vida r estar con ella y porque ella fuera feliz siempre…
Mark.- porque lo dices con tanta seguridad…
Lidia.- porque para él el sueño de su vida es Rachel, el jamás podría amar a ninguna otra mujer como la ama a ella, el sueño de toda su vida esta depositado en Rachel y estoy segura que ella lo ama tanto o más que el… dijo un tanto ida en sus pensamientos…

Y en la habitación de Rachel, ella despertaba del sueño en el que había estado después de haber recibido la visita de sus amigas, cuando lo hizo noto que había una foto en el monitor que tenía conectado para vigilar las pulsaciones del bebe, muy despacio se esforzó para alcanzarla cuando lo hizo pudo ver la imagen de Shane en silla de ruedas durmiendo recargado en la cama mientras ella aun estaba en coma, la foto de pronto resbalo de sus manos y pudo ver que detrás de ella decía…

“Para que nunca olvides el motivo por el que hoy estás despierta, un motivo por el que por amor traerás a un ser que desde el amor fue concebido, un motivo que para ti tiene el más dulce de los nombres porque es el motivo con el que sueñas todos los días, un motivo llamado Shane Steven”

Rachel.- Brian estuvo aquí… hablaba para si misma lo cual le desesperaba, le desesperaba no poderle decir a nadie todo lo que sentía, le desesperaba sentirse prisionera dentro de su cuerpo… quien más habrá venido con el, ¿habrás venido tu?… dijo acariciando aquella fotografía… ¡Dios mio!… porque no puedo gritarle cuanto lo amo… gritaba en su interior mientras las lágrimas rodaban por su rostro…
De pronto Rachel escucho voces afuera en el pasillo, voces que se acercaban a su habitación, pero en ese momento ella no quería hablar con nadie, estaba tan abrumada, tan confundida, que prefirió cerrar los ojos para que quien fuera que estuviera a punto de entrar pensara que ella dormía…
Shane.- ¿puede esperarme aquí en el pasillo?… solo serán unos minutos… dijo mientras una enfermera abría la puerta de la habitación de Rachel…
– no se como me dejé convencer, por favor no tarde… dijo llevando a Shane en la silla de ruedas hacia la cama de Rachel…
Antes de irse la enfermera reviso que los signos vitales de ella estuvieran en orden, noto que sus pulsaciones iban en aumento cada vez más, lo que la hizo darse cuenta que Rachel en realidad no dormía, sonrió para si misma, cuando se disponía a salir Shane la jalo del brazo…
Shane.- gracias, de verdad gracias…
La enfermera no dijo nada y salió de ahí, cuando ella lo dejo solo con Rachel, se levanto de la silla de ruedas y se acerco más a ella…
Shane.- seguiste llorando… dijo secando algunas lagrimas que aun quedaban en el rostro de Rachel… que tienes bonita, porque no has dejado de llorar, que es eso tan terrible que te hice para que me rechaces de esa manera…
Rachel.- rechazarte es lo más doloroso que he hecho en mi vida… pero jamás te condenaría a alguien que no puede expresar lo que siente… odio no poder decirte que te estoy amando más cada segundo de mi vida por este pedacito de ti que crece aquí en mi vientre…
Shane.- ¿sabes?… mañana me dan de alta… y aunque debo descansar, seguiré viniendo todos los días que tu estés aquí a verte, y si no quieres verme me conformare con estar detrás de esa puerta, pero cuando te den de alta tendrás que volver conmigo a casa… dijo mientras acariciaba suavemente la mano de Rachel… hoy todo el día estuve pensando en ti, en mí, en lo que hemos hecho bien, en lo que hemos hecho mal y… se que no hay nada que por amor a ti no haría, incluso si me pidieras que te dejara en libertad, como lo estás intentando hacer lo haría aunque con eso mataras mi alma, pero no lo haré porque te prometí nunca dejarte correr y porque es estúpido que quieras que me aleje de ti solo porque no puedes hablar, hoy no me puedes decir un “te amo” o mejor aún no puedes decirme “estamos esperando un bebe” y se que eso te duele más que nada en el mundo porque se que me amas y a mi también me esta doliendo que en estos momentos no me lo puedas decir, pero el médico ha dicho que solo es temporal y si tengo que tomar algún curso, clase o lo que sea para enseñarte a hablar con gusto lo haría… pero decidir que no puedes condenarme a una vida compartida con alguien que no puede decir lo que siente es estúpido… tan estúpido como lo es decidir por mi lo que yo quiero… y yo te quiero a ti y quiero a mi bebe… y los quiero a ambos en casa… y los quiero a ambos en mi vida…
Rachel.- odio tanto que me conozcas tan bien… odio tanto no poderte ocultar nada… ni aún con mi mudes… es como si hubieras aprendido a leerme… a escucharme tan solo con la mirada… decía para si misma…

De pronto Rachel comenzó a sentir la respiración de Shane cerca, la piel de su rostro comenzó a rozar el suyo y el comenzó a besarla como quien ha pasado toda una vida esperando por aquella persona que ama e inevitablemente Rachel respondió a ese beso mientras sentía la humedad de unas lagrimas sobre su rostro, lagrimas que no eran de ella sino del hombre al que tanto amaba, aquel beso en el que ambos solo se dejaron llevar por lo que sentían duro varios segundos, cuando el separo ligeramente su rostro de ella…
Shane.- te amo como nunca podría amar a nadie por favor entiéndelo… dijo y después la volvió a besar… ojala pudieras decirme algo… ¿has intentado hablar?… le preguntó…
Rachel solo asintió en señal de que si lo había intentado, luego le señalo el expediente de ella que estaba a los pies de la cama…
Shane.- no te preocupes, el doctor ya me ha dicho porque estás sin habla y el tratamiento que ambos tomaremos para que te recuperes… ¿entendiste?… ambos… dijo sonriéndole…
Rachel le hizo las señas de que eso no era lo que le quería decir, sino que quería escribirle algo…
Shane.- ah, ya comprendo… dijo tomando el expediente… ¿puedes hacerlo tu sola?…
Rachel le hizo señas de que le ayudara… el le ayudó a que escribiera aquello que quería decirle…

Te odio tanto… escribió…

Shane miró unos segundos aquellos y luego volteo a verla y le sonrió…
Shane.- eres tan detestable incluso en estos momentos… dijo sonriendo…
Rachel solo sonrió mientras trataba de alcanzar su mano, cuando Shane la acerco ella dibujo aún con dificultad un corazón en la palma de su mano… el tomo la suya y escribió en ella “yo más”…

 

Imagen

ver Jacobo Alba, la vida de novela del padre de la duquesa de Alba en myLIBRETOVer libro en myLIBRETO

<a href="ver Jacobo Alba, la vida de novela del padre de la duquesa de Alba en myLIBRETOVer libro en myLIBRETO” title=”ver Jacobo Alba, la vida de novela del padre de la duquesa de Alba en myLIBRETOVer libro en myLIBRETO“>ver Jacobo Alba, la vida de novela del padre de la duquesa de Alba en myLIBRETOVer libro en myLIBRETO

Padre de la duquesa de Alba, amigo de Winston Churchill y de Alfonso XIII, amante secreto de la reina Victoria Eugenia, el viajero incansable que echó una mano a Franco tras la Segunda Guerra Mundial para luego pedirle que dejara paso a la monarquía, Jacobo Fitz-James Stuart (1878-1953),XVII duque de Alba, fue uno de los personajes más singulares que ha dado la nobleza española. Jacobo, Jimmy para los amigos, descendía de las estirpes más nobles de Europa (era, entre otras muchas afinidades, sobrino de Eugenia de Montijo) y contaba con un patrimonio extraordinario. Monárquico de corazón, siempre fue fiel a los reyes de España, a los que trató con familiaridad y no abandonó ni cuando partieron al exilio. Político y diplomático por vocación, viajó para olvidar sus desengaños y conoció desde la corte de la reina Victoria a la del último zar de Rusia. Emprendió arriesgados safaris y frecuentó los círculos sociales más refinados de una época en la que nobleza y honor parecían inseparables. Tras el fallecimiento de su joven esposa a causa de la tuberculosis fue llamado por Franco para representarle en Londres. En esta ciudad asolada por la Segunda Guerra Mundial utilizó sus buenas relaciones con la familia real inglesa y las aficiones culinarias que compartía con el primer ministro Winston Churchill para lograr el favor de Gran Bretaña, hostil al régimen español. Cayetana, su única hija, fue su pasión y con ella compartió algunos de los momentos más intensos de esta novela, por cuyas páginas se saborean la historia, las burbujas del champán, los tormentos de la guerra y los perfumes de la alta sociedad internacional.

MI PRIMER LIBRO SOBRE GLORIA FUERTES

<a href="ver Mi primer libro sobre Gloria Fuertes en myLIBRETOVer libro en myLIBRETO” title=”MI PRIMER LIBRO SOBRE GLORIA FUERTES”>MI PRIMER LIBRO SOBRE GLORIA FUERTES

El camello cojeando…la bruja maruja o Un globo, dos globos, tres globos nos recuerdan a Gloria Fuertes, escritora, poeta (que no poetisa, decía ella) y amiga de los niños. Su voz ronca y sus pareados siempre sorprendentes fueron parte de la infancia de muchos de nosotros. Ahora, en nuestro mundo necesitado de cuentos e historias, es bonito contar un libro que evoca la vida y la obra de Gloria para acercarla a los más pequeñosAntonio Gómez Yebra, autor de este libro, ha hilvanado hábilmente vida, curiosidades y obra de lapoeta de guardia para ofrecernos un texto sencillo y ameno encuadrado por las entrañables ilustraciones deEsther Gómez Madrid. De propina, un CD con poemas recitados por Gloria Fuertes.

Yo estaré ahí… Capítulo Veinte

James.- espero que algún día nos perdones por esto… se que no debimos pero solo pensábamos en tu salud…
Shane.- necesito que me digan ahora mismo toda la verdad… quiero que me cuenten todo desde que llegamos al hospital… dijo observando a todos con cierto enojo…
Mark.- aquella noche del accidente, a mi fue a quien le avisaron pero cuando lo hicieron fueron muy claros al decirme que quien tenía mayor probabilidad de sobrevivir eras tú…
Cony.- así es hijo, cuando nosotros llegamos los chicos aún no sabían nada, pero cuando el médico salió ya ustedes habían entrado en estado de coma y fue cuando nos dijo que Rachel tenía tres semanas de embarazo…
Shane.- necesito verla, necesito estar con ellos… dijo tratando de levantarse…
Nicky.- tranquilo Shane… dijo rápidamente evitando que él se levantara…
En ese momento el médico entró a la habitación…
– ¡vaya!… dijo muy sorprendido… más que habitación de hospital aquí parece haber una fiesta…
Shane.- sí, una fiesta que ya terminó… por favor salgan, necesito hablar con mi médico…

El doctor espero a que todos salieran, una vez solos…
– y bien, dime…
Shane.- nadie me quiere decir como esta mi esposa y necesito saberlo…
– no sabía que Rachel era tu esposa…
Shane.- lo es… así que dígame, como está…
– para ser sinceros me preocupa mucho, en todos estos días eh visto como su madre se ha desvivido por estimularla pero aún así ella no reacciona…
Unas lágrimas rodaron por las mejillas de Shane…
Shane.- ¿perdió al bebé?… 
– no, es increíble pero su bebe sigue desarrollándose muy bien aunque… Shane lo interrumpió…
Shane.- aunque que…
– Shane, seré franco contigo, debes estar preparado porque en un caso así puede suceder que la perdamos y por tanto al bebe también…
Shane.- no, Rachel no va a dejarme, no puede, no ahora… necesito verla, por favor llévame con ella… dijo un tanto impaciente….
– Shane, tu aún estas en tratamiento no quiero arriesgarme a que algo te altere más de lo que ya estas…
Shane.- me altera más estar aquí sin poder hacer nada, es mi esposa y mi bebe también…
– prométeme que estarás tranquilo, te llevaré con ella pero solo será un momento…
Shane.- perfecto, el tiempo que me permitan estar con ella estará bien para mi… dijo secando sus lagrimas…

El médico pidió a las enfermeras una silla de ruedas para trasladar a Shane a la habitación de Rachel, los padres de el quisieron acompañarlo pero el sentía que necesitaba estar a solas con ella así que les pidió que no lo hicieran, cuando llegaron a la habitación donde se encontraba Rachel…
Ciara.- ¡Shane!… pero que haces aquí… dijo muy sorprendida mientras se acercaba a el…
Shane.- tu mejor que nadie sabes cuanto la amo, permíteme estar con ella unos minutos y con mi bebé también…
Ciara.- ya lo sabes…
Shane.- si…
Ciara.- bien, cualquier cosa estaré aquí afuera… le dio un beso en la frente y después salió de ahí…
– antes de dejarte solo con ella me gustaría que escucharas esto… dijo mientras acercaba a Shane a uno de los monitores que Rachel tenía conectados…
Shane.- ese es… dijo emocionado…
– sí, el corazón del bebe… bien, ahora te dejo… más tarde vendrá una enfermera por ti… dijo mientras acomodaba la silla de ruedas cerca de Rachel para después salir de ahí…

Shane se levanto de la silla de ruedas y le dio un beso cerca de los labios…
Shane.- bonita, mi bonita, ya estoy aquí contigo… dijo acariciando su cabello mientras sus ojos se llenaban de lagrimas… ¿recuerdas cuando te decía que no me podías dejar porque mi corazón hace tucutu tucutu por ti?… yo se que si, se que si lo recuerdas, pues hoy, hay un pequeño corazón que hace tucutu tucutu dentro de ti y tienes que luchar, luchar con todas tus fuerzas, porque ese pequeño corazón es un pedacito de ti y de mi, mi bonita, ese pequeño corazón es nuestro bebé… recuerda lo que tu padre le dijo a Ciara, que tu eras la prueba viviente del inmenso amor que ellos se tuvieron… dijo sin poder parar de llorar… Rachel, despierta hazlo por mi, por nuestro bebé y también por nuestro amor…
No pudo seguir hablando, el dolor de sentir que la mujer que amaba se moría no le permitía emitir más palabras, solo pudo llenarla de caricias, caricias que le decían cuanto la amaba, de pronto una enfermera entro…
– señor, debe volver a su habitación…
Shane se acerco a Rachel, beso su vientre y…
Shane.- a ti también te amo… dile a mamá que la espero, que la esperaría toda la vida pero que es hora de que despierte porque tu tienes que venir a este mundo… 

Después de darle un beso en la mejilla a Rachel y susurrarle al oído un te amo la enfermera le pidió que se sentara en la silla de ruedas para llevarlo nuevamente a su habitación, al salir de ahí…
Ciara.- como la has visto… dijo acercándose a el…
Shane.- aún en su estado esta más hermosa que nunca… trataré de estar con ella tanto como me dejen, no están solas y lo sabes…
Ciara.- te quiero… dijo para después darle un beso en la frente… ahora descansa que necesitas recuperarte…
Luego de que a Shane le permitieran ver a Rachel el se sintió mucho más tranquilo, tenía miedo de perderla, si, pero sus ganas de luchar porque ella despertara eran más grandes, cuando volvió a la habitación en donde lo tenían…
James.- como esta Rachel…
Shane.- ¿de verdad les importa?… dijo mirando a sus padres con cierto desprecio…
Cony.- hijo, porque dices eso, sabes que tu padre y yo también amamos a Rachel…
Shane.- pues que rara forma de amar, ¿se olvidan que esa mujer que está al filo de la muerte es la única mujer que realmente ha amado a su hijo?…
Mark.- tranquilo Shane, tus padres solo querían que estuvieras tranquilo hasta que mejoraras, a nosotros nos consta como estuvieron también al pendiente de Rachel cuando los dos estuvieron en la misma habitación…
Cony.- hijo, no fuimos nosotros quienes decidieron cambiarte de habitación, el médico dijo que no era conveniente que siguieras ahí…
Shane.- discúlpenme, es solo que quisiera poder hacer que ella despertara… ¿saben?… pude escuchar los latidos del corazón de mi bebe… esbozo una ligera sonrisa…
Jessica.- aunque Rachel este en ese estado supongo que escuchar a tu bebe debe haber sido la mejor experiencia de tu vida…
Shane.- si, así fue, aún no creo que voy a ser papá… es el regalo más grande que Rachel me haya podido dar…
Nicky.- alguna vez Rachel me dijo que daría hasta la vida solo por verte feliz…
Shane sonrió al escuchar aquellas palabras
Shane.- mamá, papá, chicos… dijo observando a todos… tengo que lograr que despierte…
James.- tranquilo hijo… dijo mientras lo abrazaba… por ese amor tan grande que hay entre ustedes yo se que lo hará…

Después de estar un rato más con Shane los chicos comenzaron a despedirse… cuando Nicky abrazo a Shane…
Shane.- en la caja donde encontraste la grabación están las llaves de mi departamento, entra y busca en el estudio unos vídeos y en nuestra habitación busca los diarios de Rachel, dile a los chicos que te ayuden y tráiganmelos hoy mismo y de pasó algo con que proyectar las películas… le dijo rápidamente al oído…
James.- que tanto murmuran ustedes dos…
Shane.- es que Nicky dice que quisiera quedarse a cuidarme pero que tal vez a ustedes les moleste…
Los padres de Shane miraron a Nicky quien de pronto parecía haberse quedado sin que decir hasta que Shane le dio un pellizco para que reaccionara…
Nicky.- digo si no les molesta, si me gustaría quedarme… además ustedes han pasado muy malas noches aquí en el hospital…
James.- creo que Nicky tiene razón, nos vendría bien un descanso, Shane ¿crees que podamos ir a descansar al menos esta noche al hotel?…
Shane.- claro, por mi está bien, ya saben que por las noches me dan esas espantosas pastillas para dormir así que por mi no se preocupen…
Nicky.- entonces vuelvo más tarde para que ustedes vayan a descansar…

Unas horas más tarde…
Cony.- bien, ya que Nicky está aquí, nos vamos… descansa… dijo dándole un beso en la frente…
Shane.- ustedes hagan lo mismo…
James.- cuídate hijo, mañana muy temprano estamos aquí nuevamente…
Shane.- no se preocupen, yo voy a estar bien…
Cuando solo quedaron Nicky y Shane en aquella habitación ambos echaron a reír…
Nicky.- eres el mentiroso más grande del mundo…
Shane.- pero esta mentira es por amor… donde están los demás…
Nicky.- en el estacionamiento, que, ¿querías que tus padres los vieran?…
Shane.- claro que no… diles que suban a la habitación de Rachel…
Nicky.- pero Shane estas ya no son horas de visita…
Shane.- y eso a mi que… dijo mientras se sentaba en la cama… si tu pudiste entrar durante la madrugada no veo porque ellos no… anda háblales…

Después de que Nicky les hablara a los chicos…
Shane.- ¿has traído mi loción?…
Nicky.- sí, para qué demonios la quieres sí ni que fueras a una cita…
Shane.- dámela, y te corrijo, yo si tengo una cita esta noche, lo más deprimente es que tengo una cita con la mujer más importante de mi vida y mira como luzco….
Nicky.- eso a ella no le importará… ¿sabes?… ustedes dos siempre han sido un ejemplo para nosotros…
Shane.- ¿si?… y ejemplo de que…
Nicky.- de que cuando amas verdaderamente a alguien luchas por ser feliz junto a esa persona y no dejas que los problemas del día a día te alejan de ella…
Shane.- gracias… ¿me ayudas?… dijo pidiéndole ayuda para poder sentarse en la silla de ruedas…
Como pudo Nicky llevó a Shane hasta donde Rachel se encontraba sin que ambos fueran vistos…
Ciara.- ¡chicos!… dijo sorprendida… ¿qué hacen aquí?…
Nicky.- pregúntale a Shane, yo aún no entiendo…
Shane.- vine a estar con mi bonita…
Ciara.- ¿tus padres saben que estas aquí?…
Nicky.- aparentemente no…
Shane.- pero no te preocupes que se han ido al hotel y me han dejado al cuidado de Nicky…
Brian.- ¿podemos pasar?… dijo mientras entraba con Kian y con Mark…
Ciara.- y ustedes, ¿qué hacen aquí?… tenía días sin verlos…
Kian.- sí, discúlpanos Ciara por no haber venido antes…
Mark.- ¿podemos escuchar el corazón del bebe?… dijo con curiosidad…
Ciara.- claro… dijo mostrándoles el monitor que marcaba los latidos del pequeño corazón…
Mark.- ¡hey!… soy Mark… tienes que despertar me escuchas… la galería no es lo mismo sin ti… dijo mientras una lagrima rodaba por su mejilla al acercarse a Rachel… aún hay pendientes muchos proyectos, además todos te extrañamos mucho, mira a Ciara como la tienes de preocupada, escucha los latidos de ese pequeñito que aún sin haber nacido todavía te pide a gritos una oportunidad de vivir, una oportunidad para estar en los brazos de quienes por amor vino a este mundo, piensa en Shane que no deja de amarte ni un solo segundo de su vida y que está dispuesto a hacer cualquier cosa solo por verte feliz…
Shane.- gracias Mark, que lindas cosas has dicho…

Brian se acerco a Rachel y después de darle un beso en la frente…
Brian.- anda, despierta, necesito de mi segunda mamá que me regañe por no proponerle matrimonio a Paola aún y por no tomarme la vida tan en serio, te extraño mucho y también te necesito… ¡oye!, te tengo que entregar en el altar el día de tu boda, no me hagas esto, ya tengo el traje y me costo muy caro…
Todos sonrieron a pesar de que para entonces sus rostros de estaban llenos de lagrimas…
Kian.- oye Rachel… dijo moviéndola como si la quisiera despertar… tienes que despertar porque de verdad Shane necesita que lo beses y lo beses y lo beses…
Shane.- hay Kian que cosas le dices…
Kian.- nada que no sea cierto…
Shane no contesto nada…
Kian.- ves Rachel te lo dije, este hombre se muere por besarte, quien te viera tan seriecita y mira cuantos suspiros levantas en ese hombre… además, te prometo que cuando mi sobrino este por nacer yo mismo te ayudo a tejer chambritas…
Shane.- ya Kian, quítate de ahí que puras idioteces estas diciendo…
Kian.- oye en la vida también hay que reír de vez en cuando…
Nicky.- bonita… dijo al acercarse a ella… debes volver, la mejor parte de tu vida aún no está escrita y mereces ser tu y nadie más quien la escriba, recuerda que no hace mucho me dijiste que darías hasta tu vida por ver feliz a Shane, bonita, su felicidad eres tu así que tienes que luchar por despertar, además las apuestas ya empiezan a correr sobre como se llamara tu bebé aunque aún tengamos que esperar varios meses estoy seguro que no te querrás perder esto, vernos discutir y ser tu quien nos ponga en nuestro lugar es lo que más te agrada, así que ya por favor abre esos ojitos… dijo para después darle un beso en la frente…
Ciara.- les agradezco que estén aquí con ella, para Rachel ustedes son parte muy importante en su vida, siempre me dice que cuando ustedes están cerca se siente mucho más segura, siente como si su padre estuviera cuidándola a través de ustedes…
Shane.- me encantaría que todos siguieran aquí pero…
Brian.- no digas más, ya entendimos…
Ciara.- Shane, ¿qué piensas hacer?…
Shane.- platicar con ella un momento y recordar… yo estoy seguro que ella no me va a dejar porque me ama tanto como yo a ella… ¿trajeron lo que les pedí?… dijo mirando a los chicos…
Brian.- sí, en esta mochila esta todo… dijo mientras tomaba una mochila que estaba en el sofá de aquella habitación…
Shane.- bien, yo aún no tengo fuerzas así que podrían acomodar el proyector o lo que hayan traído para ver los vídeos y darme los diarios… bueno, ponerlos a un lado de Rachel para que yo pueda leérselos…
Mark.- ¿piensas leerle todo eso?…
Shane.- no, pero tal vez ahí haya cosas que fueron importantes para ella y que yo ahora no recuerdo…
Kian.- bien, todo listo… como le harás si viene una enfermera… 
Shane.- no vendrá nadie, la última revisión ya la han hecho o ¿me equivoco?…
Ciara.- es impresionante lo rápido que planeas todo… le dijo a Shane con una ligera sonrisa…
Nicky.- ¿quieres que te esperemos en tu habitación?… 
Shane.- sí por favor… necesito que después alguien vuelva por mi…
Ciara.- no te preocupes hijo, nosotros estaremos al pendiente de ustedes, solo no abuses, tu aún no estas bien y no queremos que vuelvas a recaer…
Shane.- no se preocupen yo estaré bien… 

Todos salieron dejando solos a Rachel y a Shane…
Shane.- bonita, ¿has escuchado a estos locos?… yo se que sí, ellos también te aman, ¿sabes que?… mira, escucha… dijo encendiendo una pequeña pantalla… ¿recuerdas aquel día? fue cuando llegamos a vivir a la universidad… Shane guardo silencio dejando que en la habitación se escucharan solo las risas de aquel vídeo, mientras veía aquellas escenas y volvía a revivir aquellos momentos, sus ojos se llenaban de lagrimas una vez más al ver el estado en el que ahora se encontraba Rachel, de pronto una escena le robo una sonrisa… eres tan linda cuando sonríes mi amor… cuando Shane dijo mi amor unas lagrimas rodaron del rostro de Rachel… ¡bonita!… dijo sorprendido al ver sus lagrimas… ¡me estas escuchando!… no llores bonita… dijo limpiando las lagrimas de ella con sus manos… aquí estoy yo contigo… dijo mientras le daba un beso en la mano… bonita, quieres hacerme el favor de despertar, tengo mucho miedo de perderte… de pronto una vez más aquel vídeo volvió a atraer la atención de Shane… escucha… dijo mientras veía aquellas escenas… recuerdo tanto aquel día, te pedía que me mandaras un beso mientras te grababa y tu decías que no… aquel día tenía tantas ganas de besarte, de abrazarte, en ese tiempo aún no sabía que tu me amabas y yo me negaba a reconocer mis sentimientos, perdóname, nunca debí haber desperdiciado tanto tiempo…
Después de que Shane siguiera viendo parte de aquellos vídeos junto a Rachel le leyó a ella algunas partes de su diario y en cada cosa que leía descubría que estaba compartiendo su vida con una mujer para el extraordinaria, las pocas fuerzas que aún Shane tenía lo vencieron y pronto se quedó dormido…

Ciara.- que será lo que esta pasando… dijo un tanto nerviosa… Shane ya tiene mucho tiempo con Rachel y el no debe esforzarse tanto… me preocupa que le suceda algo…
Mark.- ¿quieres que vaya a ver?…
Ciara.- si, me quedaría más tranquila…
Mark fue a la habitación de Rachel y encontró a Shane dormido, así que volvió por los chicos para que lo ayudaran a regresarlo a su habitación…
Mark.- no me lo van a creer pero Shane esta muy dormido… necesitaré su ayuda…
Nicky.- vamos…
Todos fueron a recoger a Shane y al entrar a la habitación…
Nicky.- ¿qué haces Brian?…
Brian.- capturo el momento… dijo mientras les tomaba una foto a Rachel y a Shane… cuando ella despierte seguro que esta imagen le encantará…
Los chicos llevaron a Shane de vuelta a su habitación sin que nadie lo notara, al otro día…
Nicky.- ¡hey!… como amaneciste parrandero… dijo sonriendo…
Shane.- más bien será como llegué aquí…
Mark.- nosotros te trajimos, tus padres no han de tardar en regresar así que nosotros… dijo señalando a Brian y a Kian… debemos irnos…
Brian.- sí, pero antes dinos… ¿crees que tu esfuerzo valió la pena?…
Shane.- ahora que lo dices Brian… algo sucedió… de pronto cuando le contaba sobre uno de los vídeos, ella derramo unas lagrimas…
De pronto el médico entró…
– como amaneció el paciente más visitado de este hospital…
Kian.- nosotros nos vamos, con permiso… dijo y después el Brian y Mark salieron de ahí…
– y bien… veamos… dijo mientras comenzaba a examinarlo… es impresionante lo rápido que te estas recuperando…
Shane.- ¿crees que Rachel se recupere pronto?…
– sabes que no te puedo responder eso…
Shane.- ¿puedo verla de nuevo?…
– solo cinco minutos… debes descansar…
Shane.- esta bien…
El médico llevo nuevamente a Shane con Rachel, cuando estuvo con ella Shane comenzó a hablarle tratando de que ella hiciera algún movimiento y el médico lo notara…
Shane.- mi vida… aquí estoy de nuevo contigo, por favor ven conmigo…
Unas lagrimas rodaron nuevamente por la mejillas de Rachel lo que dejó muy sorprendido al médico…

Imagen

A la venta en libro

Imagen

http://www.amazon.com/Sligo-lugar-encontr%C3%A9-Spanish-Edition/dp/1492233269/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1378349223&sr=8-1&keywords=sligo+el+lugar+donde+encontr%C3%A9+el+amor

Hay experiencias que nos cambian la vida por completo, experiencias que llegan sin pedirlas, pero que se quedan grabadas por siempre en el corazón y esta historia es una de ellas, es la historia de la experiencia mas bella de mi vida, la historia de aquel viaje que un día emprendí sin imaginar que ese viaje me llevaría a conocer a la persona que seria el complemento perfecto en mi vida, cuando me embarque en esta aventura pensé que era lo peor que me había pasado, odiaba viajar sola, pero amaba conocer lugares y gente nueva, pero en ninguno de los lugares que hasta entonces había conocido encontré lo que en Sligo, un pequeño condado al oeste de Irlanda, ahí fue donde la vida me tenia deparada una sorpresa, una sorpresa de amor, de un amor que me acompañaría toda la vida.